SIETE SENCILLAS POSTURAS PARA CONSEGUIR EL PECHO FIRME Y REDONDO PERFECTO

Salud 38 Visitas

¿Sabias que puedes mejorar la postura y forma del pecho con tan solo cambiar y utilizar varias de estas posturas? Pues en esta ocasión te mostraremos cómo lograrlo de la manera más sencilla siguiendo un par de instrucciones literalmente fáciles.

Lo mejor de todo, es que una vez que hayas terminado de leer todo esto tendrás en cuenta estos tips que sin duda podrán mejorar la forma en que se ven tus pechos para verte de una formas mucho más atractiva y hermosa.

Todos sabemos que hacer ejercicio es indispensable par ala salud de nuestro organismo y nuestro cuerpo. Sin embargo hay partes del cuerpo que no podemos mejorar con ejercicio por más que deseemos.

Sin embargo hay un parte de posturas que puede mejorar tus pechos y además te ayudarán a tener una mejor capacidad pulmonar y a fortalecer tus músculos.

1. Postura del triangulo.

Con los pies separados. El pie izquierdo va a estar en un ángulo de noventa grados y el derecho a unos quince grados. Con tu mano izquierda tócate el tobillo izquierdo. Desde ahí, estira el brazo derecho cara el cielo y manténlo línea recta.

Se centra en el fortalecimiento del tórax y la columna vertebral, también puede mejorar el flujo de la sangre.

2. Postura del guerrero.

Comienza poniendo los pies bien separados paralelamente entre sí. Adelanta el pie izquierdo, muevelo noventa grados y dobla la rodilla. Levanta los brazos en paralelo a las piernas, y colócalos en línea con los hombros. Vira la cabeza cara delante y mira por sobre las muñecas.

Funciona muy bien para el tórax.

3. Postura cobra.

Esta postura precisa que sientas el estómago y también aspires. Desde ahí, levanta poco a poco la mitad superior del cuerpo, sosteniendo la mitad inferior en el suelo a lo largo de todo el tiempo. La mayoría de tu peso descansa sobre los brazos y las piernas. Suelta el aire de manera lenta y vuelve a bajar al suelo

Ideal para tus pulmones, tu postura y también tus abdominales.

4. Postura el pino.

Comienza poniendo las rodillas y los antebrazos en el suelo. Entrelaza las manos en la parte trasera de la cabeza para formar un soporte para tu cabeza y cuello. Dobla las rodillas y ve subiendo los pies poco a poco. Continúa en esta situación en cualquier lugar entre treinta segundos y dos minutos.

Mejora los ligamentos de tus músculos, fortalece el tórax y la columna vertebral.

5. El arco.

Empieza en el estómago, espira y dobla las rodillas. Ahora, trata de llegar a los tobillos. Tira de las piernas cara arriba tanto como resulte posible, y continúa en esta situación a lo largo de unos treinta segundos y después deja de lado tus tobillos y vuelve a bajar.

Es ideal para aquellas personas que padecen dolores de espalda y columna vertebral.

6. La rueda.

Se comienza de espalda, poniendo las piernas con exactamente el mismo ancho de los hombros. Pone las manos tras la cabeza con las palmas cara abajo, arqueando la espalda. Continúa en esta situación a lo largo de unos treinta segundos.

Mejora el estado del tórax, la columna vertebral y también tu cuello.

7. El Camello.

Para esto, ponte de rodillas. Asegúrate de poner los pies juntos, y cuando los tengas, empieza poco a poco a echar la cabeza cara atrás, poniendo las manos a la vera de tus pies. Arquea la espalda y estira las costillas. La cabeza debe sentirse pesada y dirigirse cara el suelo. Continúe en esta postura a lo largo de treinta segundos aproximadamente.

La mejor posición para aliviar tus fuertes dolores de espalda.

Espero que este articulo te haya gustado, gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo.
Si quieres más consejos como este solo debes de dejar tu comentario y sugerencias. No olvides compartirlo con tus amigos en las redes sociales.

Compartir

Comentarios